/ Política

Los peces no hablan, pero existen los diálogos de besugos

Diálogo, palabra mágica que nos llevan repitiendo el presidente Sánchez y todos lo miembros del gobierno hace ya mucho tiempo. Hay que hacer política, nos han dicho una y otra vez, desde que estaban en la oposición hasta despues de los casi seis meses transcurridos desde que se hicieran cargo del ejecutivo. Todo era cuestión de hacer política y dialogar. Con esa intención presentaron una moción de censura, aduciendo que era para desalojar al gobierno de Rajoy y convocar elecciones.

El primer incumplimiento de sus promesas fue el que todos suponíamos, el doctor Fraude no tenía la mínima intención de plantear un plebiscito electoral; no podemos imaginar que lo hiciera por vanidad o por el ansia de permanecer en el cargo durante el mayor tiempo posible, ni por darse paseos con el Falcon, que eso solo se le podría ocurrir a algún que otro malpensado con ánimo de crispar ¡No!, ni por hacerse la foto con los inmigrantes que llegaron en el Aquarius -la mayoría de los cuales acabaron realojados en centros y pisos de Cáritas, organización que, por cierto, pertenece a la denostada Iglesia católica, pero a ésto no había que hacerle propaganda porque ¡para eso está, oye!-. Lo que había que hacer era un “gobierno bonito” -lástima, pero solo la mala suerte es la causante de que a muchos de sus miembros les hayan salido “cosillas” raras, porque hay que aguantar como sea, ¡sed fuertes, Luises! ¡Uy! o como os llaméis!-. Entre enchufes para la señora, besamanos, diéseles, me cepillo al Senado, mundiales de futbol donde yo diga que para eso soy el presidente, ocurrencia tras ocurrencia y un sinfín de despropósitos que no cabrían en este espacio que no pretendemos sea largo en exceso, han ido transcurriendo los días, las semanas y los meses.

Pero lo de hacer política y lo de dialogar nos ha ido de miedo. Para empezar, unas negociacioncillas con los separatistas catalanes, con el PNV, con Bildu y con Hundidos-Hedemos y… ¡tachán! moción de censura ganada porque el fin, por supuesto, justifica los medios; ya sabemos que anteriormente habíamos despotricado de todos y prometido no pactar jamás con ellos, pero es que el diálogo es el diálogo, la política es la política y si hay que ofrecer un indulto ¡se promete, qué caramba! Que el presidente del gobierno ya no es Pedro Sánchez, ahora es doctor y Excelentísimo señor Presidente, como bien explicó la Vice Pixie-Dixie Excelentísima Sra. Calvo, que con ese apellido no puede tener un pelo de tonta, ¡qué mente más preclara!
Y ese diálogo constante ha dado, por fin, sus frutos. Los independentistas se han rendido, han dejado de pedir la autodeterminación y han desistido de lo del referéndum, en Cataluña reina la concordia, reciben al Rey entre vítores, las reuniones bilaterales no paran de rendir frutos, ya no abren embajadas en el extranjero, la TV3 es un ejemplo de pluralidad y ecuanimidad que informa con total veracidad y da voz a todas las tendencias, Ómnium Cultural y la ANC se han convertido en verdaderos foros de defensa de la catalanidad integrada en España, Arran ya no corta carreteras ni coacciona a nadie, los jueces han dejado de marcharse de Cataluña, las empresas que se fueron están volviendo, ya no se pintarrajea la casa del juez Llarena, ni el coche del presidente del PP, ni las comisarías de policía, ni se amenaza a los padres de Rivera…
Como bien ha contado el ínclito ministro del Interior, solo pasan algunos casos aislados, serán muchos oye, pero son aislados. El mar también está formado por gotitas de agua, sí muchas, pero gotita a gotita. Lo dicho, ésto ha cambiado a mejor, y mucho.
Hay algunas malas gentes que no creen lo que acabamos de decir, pero es porque son fachas y crispadores. Seguro que tampoco creerán que vamos a conseguir aprobar los presupuestos. Sí, con la ayuda inestimable del querido Vicepresidente económico (Pedro y Pablo ¡qué bonito!), todos aquellos en los que nos apoyamos para alcanzar el gobierno ahora nos van a dar el voto para que los saquemos adelante que para eso hemos hecho tanta política y establecido tantísimo diálogo y…
¿Cómo?...
¡Ah! ¿Que ahora dice Torra que no quiere apoyarlos? ¡Será…!
Bueno, ya seguiremos en otro momento, con un poco más de diálogo se arreglará todo, ya lo verán, dennos un poco de margen y otro día se lo contaremos
.

Los despropósitos de este gobierno no tienen parangón. La Comisión Europea acaba de avisar a nuestro gobierno: los presupuestos presentados ponen en riesgo el pacto de estabilidad para el año que viene, afirman que no les gustan, que el déficit previsto para el PIB del 1,8% se eleva al 2,1%. Es noticia de hoy mismo; algo parecido han hecho, a la vez, la OCDE y el FMI, pero, ¿qué más da? Nos vamos ahora a Valladolid en el Falcon y con el Airbus, que casi una hora de tren se hace muy pesado. Menudos caldos hay en Pucela, vinos de Ribera, de Cigales, de Rueda...

Un diputado de esos en los que han pretendido apoyarse para gobernar, parece que ha llegado a escupir en el Congreso al Ministro de Asuntos Exteriores, según el propio Borrell ha indicado, tras verse obligada la presidenta de la cámara a expulsar del hemiciclo al estrafalario y desvergonzado diputado de ERC, Gabriel Rufián, algo que debiera haber hecho hace mucho tiempo. Es la enésima prueba irrefutable de que con semejantes especímenes no existe posibilidad alguna de llegar a ningún acuerdo razonable dentro de la ley. Aquí lo hemos repetido muchas veces, aunque aseguro que no nos dedicamos a practicar la nigromancia, porque eso mismo le han hecho saber otros muchos, políticos, periodistas y gentes de la calle, a un gobierno que ha hecho oídos sordos porque al parecer todo les vale para seguir montados en el machito.

Tampoco se puede pretender lograr nada positivo cuando uno se somete tanto a los antisistema bolivarianos de Podemos para mendigar su voto, especialmente cuando se tiene tanta debilidad parlamentaria que obliga a comerse muchos sapos y hacer vergonzosas cesiones -que, a decir de muchos, pueden ser hasta cesiones hechas con agrado por Sánchez-. Un icono del socialismo, Felipe González, ha dicho recientemente en referencia a Podemos, que: preferiría 800 millones de veces más la Jefatura del Estado que tenemos, incluso la de Franco, que la que ellos admiran. La puya es tremenda aunque no se hayan dado por aludidos ni tampoco la prensa dócil a la izquierda se haya querido hacer mucho eco de esta intervención. Lo cierto es que toda la vieja guardia del PSOE está que trina con el doctor Falcon y no son pocos los barones y baronesas que están en claro desacuerdo con su modo de actuar y con sus maneras de concebir la política. Algo tendrán que hacer y pronto porque, de lo contrario, solo es cuestión de tiempo que estos dejen al partido para el arrastre y hecho unos zorros y de paso a España sumida en un caos irreparable. Pero no confíen mucho.

Todos los cementerios del mundo están llenos de gente que se consideraba imprescindible
Georges Clemenceau